¿Ya tienes el armario a punto para el otoño-invierno? Pues llega el momento de vestir la casa de tendencia

La temporada otoño-invierno ya está aquí, y viene cargada de novedades en cuanto a colores, texturas, materiales… Novedades que se suman a estilos ya asentados, como el nórdico que, un año más, seguirá pegando fuerte. Si te gusta estar a la última, desde Puertas Pucho, te facilitamos un resumen con lo mejor de lo mejor. Seguro que tienes tu armario a punto, pues ha llegado el momento de vestir la casa de tendencia.

1. Los colores que triunfan
La gama estrella del otoño es la que va del rosa palo al terracota, pasando por todas las tonalidades del coral. También los verdes intensos estarán presentes en todas las modalidades vegetales. Dentro de las gamas pastel, el rosa maquillaje seguirá siendo tendencia, especialmente en los espacios más nórdicos. Combinado con gris, ¡apuesta segura! Y la nota más glamurosa llega de la mano de un trío de excepción: el oro, flanqueado por mucho blanco y toques de negro. La combinación más elegante.

2. Motivos vegetales
La naturaleza sigue ganando terreno en nuestras casas. Los motivos vegetales y los materiales naturales siguen siendo apuestas fuertes para esta temporada: papeles pintados, textiles y hasta muebles estampados con motivos botánicos, junto a lámparas de rafia, mimbre y papel. Y nada mejor que llevar las tendencias hasta el último extremo: las plantas de interior siempre son una buena opción. Esta temporada apuesta por los cactus en tamaño maxi o mini. Tú decides.

3. Materiales
La madera, un año más, seguirá siendo la reina absoluta en lo que a materiales se refiere. Maderas en tonos naturales, y cada vez más veteadas y menos tratadas. Pero, pese a su reinado, otro material viene con intención de robarle protagonismo: el mármol. Desde muebles a revestimientos de paredes y suelos, pasando por papeles pintados que imitan su textura, el mármol vuele a ser tendencia después de algunos años en los que no ha gozado de buena salud. Pese a que podemos encontrarlo en diferentes tonalidades, triunfa especialmente el mármol blanco con vetas grises.

Un consejo: si tenías en la lista de reformas cambiar la encimera de la cocina porque el mármol nunca ha sido lo tuyo, ¡piénsatelo bien!

4. Terciopelo: más allá de la cortinas
Será sin duda la revolución de la temporada: el terciopelo viene para quedarse, y no sólo en las cortinas. Desde cojines hasta sofás, el terciopelo promete llenar tu casa de glamour y convertirse en el tapizado de moda. Colores intensos para un material que, además, es perfecto para las épocas más frías. Y si no te convence mucho, el otro gran tejido estrella será el denim. ¿Tenías que tapizar de nuevo tu butaca preferida? ¡Pues ya tienes dónde elegir!

5. ¡Larga vida al cobre!
Otro de los materiales estrella de la temporada. Sus diferentes tonalidades, desde las más anaranjadas a las más rosada, aportan un toque sofisticado al ambiente. Además, se adapta perfectamente a diferentes estilos decorativos como pueden ser el nórdico o el industrial.

6. ¡Bienvenido splatter!
El splatter es una rompedora técnica que viene pisando fuerte y que promete meterse en nuestras casas ya sea a lo grande o en pequeños detalles. Traducido vendría a ser algo así como decorar salpicando, es decir, textiles, papeles pintados, menaje… llenos de pequeñas motas de pintura. Precisamente el menaje es una buena manera de introducirse en esta técnica, especialmente para aquellos que no se atrevan a hacerlo a lo grande con una pieza de mobiliario. Servilletas, platos o tazas splattered renovarán tu mesa y la harán más actual.

7. ¿Por qué estilo me decanto?
No nos engañemos, el estilo nórdico seguirá siendo el protagonista indiscutible también en esta nueva temporada. Materiales naturales como la madera, líneas rectas, colores neutros o pastel, prints geométricos… Todos ellos seguirán estando de actualidad. Pero el nórdico no será el único estilo que se impondrá esta temporada: el estilo industrial será un digno rival. Revestimientos de cemento, hormigón o ladrillo, complementos con acabados en óxido y grandes espacios abiertos son algunas claves. ¿Los colores? Los clásicos blanco y negro, sumados a los azules y los grises jugarán en primera. Grandes piezas de mobiliario, de líneas rectas y sencillas, y complementos en acero inoxidable harán el resto.

Y si a ti lo que te va es mezclar, pues estás de enhorabuena, porque el eclecticismo también será tendencia. Vete de mercadillo y cómprate una de esas piezas vintage que tanto te gustan y que, hasta ahora, no te has atrevido a llevarte a casa porque no acababa de encajar con tu decoración. Este tipo de detalles son los que dan vida a un hogar y ahora, además, lo convertirán en una casa de revista.