Puertas Puchos

¿Por qué tienes que apostar por unas puertas correderas?

Las puertas correderas son las grandes aliadas del espacio, sobre todo cuando escasean los metros. Sirven para comunicar estancias, siempre suman metros y además aportan mucha luz. ¿Quieres que te demos más razones para poner puertas correderas en tu casa? En este post te contamos algunas que te ayudarán a decidirte.

Las puertas correderas son una de las opciones más sencillas y asequibles de comunicar espacios, para ganar en continuidad visual y dar más luz a cualquier estancia de tu casa.

Una puerta común se comería ese metro y medio cuadrado que ganamos al instalar cualquier modelo de puerta corredera. Además, si usas un modelo empotrado, ya sea por dentro de una pared convencional o de pladur, podrás aprovechar la pared lateral para otros usos como acercar muebles o colgar una TV y unas baldas. Se pueden encontrar en baños, pasillos, zonas de paso, dormitorios o cualquier estancia de tu casa.

Tienes un modelo para cada necesidad

Hay muchos modelos de puertas correderas, tantos como necesidades quieras cubrir con ellas. Desde una simple puerta corredera que se instala por ejemplo en un baño, puedes ganar hasta 80 cm nada despreciables. Hasta otro doble o tamaño XL, como sería el que se utilizaría a modo de panel entre dos estancias.

Es fundamental consultar con profesionales para saber cuál sería el mejor modelo y qué sistema sería más óptimo y seguro. Ten presente que, por lo general, no son puertas ligeras, y que van a desplazarse continuamente, por eso su instalación merece una atención especial. Y, en eso, Puertas Pucho te puede ayudar. ¡Consúltanos! 🙂